La Muerte Aparente (Sesión de hipnosis)

Hay personas en las cuales la autocrítica y la conciencia moral, a las que se concede un elevado valor, son inconscientes y producen, como tales, importantísimos efectos. En cuanto a la Neurosis de Defensa: La Histeria, quien la padece, o sea el histérico, a más del síntoma más característico que es el deseo de llamar la atención, la simulación, inconsciente por cierto de diversas enfermedades y hasta fingir una muerte aparente y todo bajo la irresponsabilidad del inconsciente, es también una constante.

Una señora, a la edad de 29 años “durmió” sin interrupción durante 31 horas. Sus parientes, juzgándola muerta, hicieron todos los preparativos para el entierro. Pero ella “resucitó” a las 5 de la mañana en el necroterio donde esperaba la autopsia judicial.
Esta cualidad de entrar en una especie de muerte aparente se comprobó posteriormente, cuando a la edad de 37 años, consultó al Dr. Anatol Milechnin, prestigioso hipnólogo:

En las tres primeras sesiones entró rápidamente, en no más de entre dos a cinco minutos, al sueño profundo. Lo que realmente no se esperaba el hipnotizador, que llegara a permanecer durante cuatro horas en trance profundo, a pesar de los esfuerzos del médico para hacerla “revivir”, con fricciones en la piel y masajes profundos.

El caso es que, esta señora presentaba en ambos senos eccema húmedo, que había resistido a toda clase de tratamientos convencionales. Con sus estados de inconsciencia y profundísimo relax, especie de muerte aparente, fue mejorando sola con rapidez, “sin habérsele hecho ninguna sugestión directa a este respecto, en el transcurso de toda la hipno-terapia”. El estado positivo o sugestión indirecta era evidente, porque para eso se intentaba el tratamiento.
En la quinta sesión el eczema había desaparecido completamente.

Hay que destacar de paso, lo que por lo demás se observa con mucha frecuencia, que a medida que la paciente iba sanando, se iba haciendo más débil el trance o sueño hipnótico. La facilidad de entrar en sueño profundo cuando se encontraba peor era ya dificultad en la cuarta sesión; y en la sexta, cuando ya estaba completamente curada del eczema. el Dr. Milechnin no consiguió hacerla “dormir”.

Hemos asistido a otros varios casos de sueño profundo, en determinadas sesiones de espiritismo, de Ciencia Cristiana, etc., y tenemos noticias de otros.

Pero no es muy frecuente en el curanderismo en general un estado de relax completo. Es verdad que tampoco es necesario un relax profundo para obtener efectos sensacionales.

Cigaraotuso

Cigaraotuso Autor Tutor

Bodega de Esencias-Director-Tutor-Escritor-Editor

Deja una respuesta


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.